¡ANÍMATE!

Concurso de microrrelatos

¡BIENVENIDO AL CONCURSO DE MICRORRELATOS DE HALLOWEEN! TIENES HASTA EL 28 DE OCTUBRE PARA PRESENTAR TUS... ¡TERROLECTURAS!

TEMÁTICA


Terror

El terror es una sensación de miedo muy intensa. El miedo se define como una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo real o imaginario; cuando éste supera los controles cerebrales y el sujeto no puede pensar de forma racional, aparece el terror.

Terror tecnológico

La tecnología no para de avanzar. El futuro que preveían los libros, las películas, las series, ... Está cerca. Señores, alabemos a una raza superior, o perezcamos en el pasado.

BASES DEL CONCURSO


  1. Podrá concursar, de forma totalmente gratuita, cualquier alumno o exalumno de la UCM, con excepción de los miembros del jurado y los encargados de la gestión de los relatos.
  2. Sólo podrá presentarse un relato por autor.
  3. La participación en este concurso supone la plena aceptación de estas bases. El incumplimiento de dichas bases conlleva la descalificación del mismo.
  4. La entrega de premios tendrá lugar el 31 de octubre. Desde la publicación de los ganadores hasta el día de la entrega de premios, los ganadores podrán presentar su carnet de la Complutense mediante correo.
  5. Premios por confirmar. En su momento, serán publicados en la página web.
  6. Las organizaciones se reservarán el derecho para publicar los relatos premiados o parte de ellos como sea conveniente, siempre comprometiéndose a no utilizarlos con ánimo de lucro y acompañarlos del nombre del autor.
  7. El Jurado estará formado por estudiantes o personal de la Complutense.
  8. El fallo del Jurado será hecho público el 30 de octubre. Dicho fallo se hará público a través de la web oficial del concurso, así como a través de distintas redes sociales/web. Asimismo se informará a los participantes de estos mismos fallos mediante correo electrónico a la cuenta facilitada.
  9. El plazo de entrega de relatos finalizará el día 28 de octubre de 2018 a las 23:55.
  10. Los relatos se enviarán a través del apartado "Datos del Microrrelato" habilitado en la web https://terror.librelabucm.org/#message.
  11. El archivo enviado no podrá estar firmado ni por el nombre ni por ningún tipo de pseudónimo. En caso de quedar premiado el relato, ya sea ganador o finalista, se revisará el envio del carnet de la Universidad por parte del ganador.
  12. Los relatos deberán ser inéditos, escritos en español, y su temática deberá incluirse en el subgénero de terror. La extensión máxima del relato será de 150 palabras. Relatos con una mayor extensión serán excluidos del concurso.


CONCURSO REALIZADO POR Y PARA ESTUDIANTES

ORGANIZADORES


María Rocío Martín

《Señora Oscura》

Estudiante de filología. Secretaria y miembro de Reino de Arckham y muy fan del terror, la ciencia ficción y la fantasía.

Daniel García Baameiro

Cargando...

Estudiante de Ingeniería informática que no para de hacer cosas. Fiel impulsador del conocimiento libre y la cultura libre.

Pablo García de los Salmones Valencia

Tesorero de LibreLabUCM

Amante de la programación y del Software Libre. Tengo sed de conocimiento.

Paul(i)a Blanch

✨ A veces desprendo brilli brilli ✨

Torpe, atareada, bajita y muy graciosa.

Carolina García

Casa Estudiante's Khaleesi

Matemática en estado puro e inquieta a más no poder.

PATROCINADORES - COLABORADORES


Troa Librerías
Editorial Planeta
Bibliotecs FDI
Númenor
Delegación de Estudiantes - Facultad de Matemáticas UCM
La Casa del Estudiante UCM
Sci FDI
SciDataUCM
LibreLabUCM
Reino de Arckham

¡GANADORES DEL CONCURSO!



La sonrisa



"Eran unos mofletes perfectos, curvas sinuosas, carne elástica y piel tersa. Al moverse en armonía junto a sus carnosos labios se creaba la sonrisa más hermosa que jamás había visto, pero nunca me atrevía a confesárselo.

Vivía en el mismo edificio en el que yo trabajaba y cada día me esforzaba para cruzarme con él al salir, yo terminaba la jornada y él volvía a su hogar. Nos dedicábamos una leve sonrisa, el bálsamo perfecto para mi corazón marchito.

Un día me invitó a subir, pero el gozo tuvo un precio. Poco después comenzó a evitarme y el dolor empezó a acumularse.

Al final conseguí que viviéramos juntos, pero se negaba a ofrecerme lo que tanto anhelaba. No me perdonaba lo que le había hecho, no comprendía lo que yo necesitaba.

La droga ha funcionado, la sierra está afilada, la resina calentando...

Lo que haría yo por tener esa sonrisa..."



Víctima y asesino



"Le he golpeado hasta que su cara ha quedado hecha añicos, irreconocible. Nadie le va a echar de menos, le odiamos y no hay quien le soporte. Pondré la soga alrededor de su cuello, procurando que se mantenga en pie sobre la butaca. Mi corazón se acelera por el júbilo de deshacerme de aquel mierdecilla. Solo tengo que soportarle lloriquear unos instantes más.
Respiro.
Descargo toda mi rabia contra el asiento, arrebatando su único soporte vital para verle tensarse en el aire, debatiéndose contra la nada. No llora como siempre, por primera vez parece que sonríe, pero da igual, no nos molestará más. Pronto dejará de existir esa imagen que todos creamos. Escudriño su cara descompuesta, a tiempo de ver cómo un fragmento resbala, quebrando su rostro y pulverizándose contra el suelo, dejando el espejo tuerto, con mí reflejo, suspendido. Me duele el cuello, no puedo respirar, pero soy feliz."



Confesión



"¿Sabéis qué es una putada? Vivir justo frente al piso de tu ex. No solo porque la ves todos los días al bajar en el ascensor, lo cual ya es bastante mierda de por sí, sino porque además ves a su nuevo novio entrando y saliendo continuamente. Y los oyes... ESO sí que es una mierda. Tú llevas ya tres años soltero y ellos dos se divierten a todo volumen cada jodido finde. Pero eso se acabó, ¿sabéis? He matado a mi ex y a su novio. Dios… ¡qué gusto da decirlo! 40° 26' 51.7" N, 3° 43' 35.7" W. Id a buscarlos si queréis. Tardaréis un rato, aviso. ¿Pero os digo lo mejor? Que no sabréis si esto es solo un relato… si no vais en persona a descubrirlo."

TODOS LOS RELATOS

El juego del Diablo



"Miró a través del ojo de buey y vio aquella figura espectral suspendida sobre las aguas, ingenuamente se apartó de la ventana con la esperanza de que ella no le hubiera visto a él. Ahora tocaba esperar, desconfiando de todo aquel que intentara acercársele.
La última vez le había derrotado degollándole cuando fingía ser su hermano, pero esta vez era distinto, no venía disfrazado, la garra que estaba viendo al otro lado del cristal se lo confirmó.
Presa del pánico corrió hacia la puerta con la intención de abrirla, pero sus brazos estaban paralizados, por lo que comenzó a golpearla con la cabeza. Tras unos instantes agónicos la puerta se abrió, entrando dos hombres vestidos de blanco que le inyectaron algo. Y durante unos segundos, que formaban parte de aquel macabro juego, regresó a la realidad para permitirle lamentar el haber jugado a la ouija."



Mantidae



"Recogió los pedazos de carne, inquieto, que se habían quedado pegados entre los engranajes. Nunca había sabido de que animal eran, ni quiso preguntar. Pero ahora estaba bastante seguro de que aquello que acaba de despegar de la cuchilla era un dedo humano. Desde este nuevo orden en que las máquinas utilizaban a los hombres como mano de obra siempre se había preguntado que sucedía con quiénes se revelaban contra el régimen.
Ese día, mirando el cubo a medio llenar en el que depositaba los restos cuando se atascaban las máquinas comprendió. Siempre le había resultado extraño, de todas formas, que hubiesen sido los propios humanos quienes les hubiesen brindado el sentido del gusto inicialmente. Pero no lograba imaginar cómo había degenerado hasta el punto grotesco de que las máquinas encontraran apetitosos a sus creadores. Curioso, cuanto menos, que aquella se hubiese convertido en su religión."



BIENVENIDO



"“Recién llegados por aquí”.

Todos en fila. Ritmo continuo. Avance. Conexión. Avance. Conexión. Uno por uno, como en una cadena de montaje. Todos con un mismo estándar. Todos iguales, como una sola unidad. Deshumanizados. Se acerca mi turno. Me giro y corro en sentido contrario.

Voces de alarma, pero yo no me detengo. El corazón me late en la cabeza y la respiración se me acelera. El aire sale, pero apenas entra. Caos, sirenas y ladridos. Soy la presa. Izquierda. Derecha. Derecha. Un muro. Fin. No hay escapatoria.

A mi espalda los ruido se confunden. Se acabó. De rodillas. Se acercan con pasofirme y siento una punzada en la cabeza. Silencio.

A mi alrededor un infinito azul. Intento gritar, pero mi cuerpo no responde.Espero en un estado de suspensión. Un segundo. Un minuto. Una hora. ¿Quién sabe?Al final una voz.

“Bienvenido. Soy Cortana. Configurando actualizaciones”. "



Despertar



"Morí, y al abandonar mi cuerpo,desperté en una camilla de hospital y una sensación de entumecimiento merecorrió entero, al mirar hacia el suelo ví que por extremidades tenía un cúmulode tentáculos; la cabeza me daba vueltas y al mirar al espejo de la sala dehospital ví que mi cara era ahora una masa tentacular, por lo que proferí ungrito. Un médico con igual forma vestido con una bata se acercó a mí y mepreguntó por mi estado, a lo que respondí "mi cuerpo...qué ha pasado... soyhumano"; el médico dijo: "señor, tranquilo, estaba soñando que erahumano, a todos nos pasa antes de despertar" "¡No, no puede ser!"Grité, justo para ver a mi lado muchas camillas con otros seres murmurando y enese momento supe que al fin estaba despierto así que, ¿cuándo acaba el sueño yempieza la realidad?"



II



"Hace unas horas entré en lahabitación de mi hija, y al acercarme a darle un beso de buenas noches, mesusurró:
- Mamá, hay una niña igual que yo en el armario.
Confundida, me acerqué al armario y al abrir la puerta, vi a mi hija que medijo en apenas un suspiro:
- Mamá, hay una niña igual que yo en la cama."



Predicción del día



"Las gotas de lluvia lavaban lasangre esparcida por el suelo. Sus tímidos ojos marrones buscaban refugio detrásde su largo cabello rubio, intentando huir del horrendo crimen cometido en aquelcallejón oscuro.
La víctima había sido golpeada brutalmente e iba a ser difícil reconocerla.Sin embargo, ella la conocía perfectamente. Quiso creer que era una meracoincidencia, pero en su brazo izquierdo encontró la marca de nacimiento que lahabía acompañado toda la vida.
Su teléfono empezó a vibrar. La pantalla se iluminó, dejando ver que un tal“oráculo” le acaba de escribir. Revisó el mensaje, confusa, encontrando solo unafrase inquietante: “predicción de hoy.”
Despertó gritando y con los ojos llorosos. Miró a su alrededor, aliviada, por encontrarse nuevamente en su habitación. Solo fue una pesadilla, pensó. El móvil volvió a vibrar. Revisó quien era, quedando petrificada al ver lo que le había llegado: “Acepta tu destino, Oráculo.” "



Nuestro miedo más oscuro



"Inmediatamente, todos losallí presentes sintieron recorrer por sus espaldas un súbito escalofrío que helósus pensamientos y que sumió su cuerpo en un estado casi irreal, de estrés yansiedad.
Entonces,alguien de entre el grupo de amigos, sacó valor para decir lo que todospensaban.
-"tios, que whatsapp se ha caido"."



El bosque de las ofrendas



"Las ramas de esos árboles ahoraeran más grandes de lo común, parecían gigantes que jugaban con títeres. Nopodía entender esas formas entre las brechas. La cantidad de luz no era lamejor, rodee el camino y puse fin a la marcha sobre la cima.

-¡Vamos!, me dije, acércate más - mata esta inquietud, ¡Vamos! ¡Vamos! mata estacobardía, ¡Vamos! mata esta…

Miedo, miedo, mi respiración se había quebrado, miedo. Mi cuerpo inmóvil secomplació de ver aquella retorcida escena. Aquellos cuerpos estrangulados ypurulentos sonreían agraciados de su bendición, mire sus rostros y encontré aquienes una vez fueron mis amigas, mis compañeras, mis conocidas y misdesconocidas.

Los pocos rayos de luz cayeron y la noche les sepultó , una multitud ascendióhasta el pequeño bosque, vestían de gritos, de expresiones descuidadas y dellantos atrofiados. Quizás así alabábamos nuestras ofrendas, quizás el señor fuegrato de ellas. "



La bestia



"Se fundieron en un beso.
Al separarse, vio la luna llena y dentro de él, algo empezó a removerse. Seabría paso a través de sus entrañas, dispuesto a salir a toda costa. Su cuerpoempezó a transformarse, sus huesos cambiaron de forma, deformando su cuerpo, leaparecieron garras y se le oscureció el vello. Su mirada ahora reflejaba sed desangre.
Ella, delante de él, contempló la dolorosa escena.
Finalmente, la sangre que derramada fue la de la propia criatura cuando el humano utilizó su fuerza para desgarrarse el torso entre lágrimas y acabando así con vida de ambos.
El cuerpo de su amado yacía sin vida en el centro del cuarto, ahora carmesí y ella comprendió que él había sacrificado su vida por la de ella.
Apoyada en el cadáver, lloró en silencio, por los dos. Por lo que fue. Y por lo que pudo haber sido. "



Las tres



"Tic, tac, tic, tac
-Venga ¿Por qué no me lo dices de una vez? Casi son las tres.
-Te he dicho que no lo sé.
-Yo me daría prisa ¡Dos vueltas más por la habitación y serán las tres!
-Por favor, de verdad, no lo sé.
Tic, tac, tic, tac
-¡¡UNA VUELTA MÁS!!
-¡¡NO LO SÉ!!¡¡ POR FAVOR, DÉJAME!!
-Casi son las tres…CASI SON LAS TRES.
-¡ESPERA! ¡DÉJAME PENSAR EN ALGO!
-¡Ah! Son las tres.
El hombre coge el reloj colgado de la pared y lo rompe en mil pedazos. Con uno de los cristales, se acerca al ojo de su compañero, en frente de él.
-Por última vez, ¿DÓNDE ESTÁ LA LLAVE?
-NO LO SÉ.
-RESPUESTA INCORRECTA ¡¡SON MÁS DE LAS TRES!!
n grito y luego silencio. Solo se encuentra un hombre desangrándose en el suelo de la sala.
Una sala de espejos. "



La voz de detrás de la puerta



-Ábreme-dijo la voz una noche más.Era suave y clara como la de una niña. Cerré los ojos. Mi imaginación me estabajugando una mala pasada. No podía ser otra cosa. Unos golpes resonaron en laotra esquina de mi dormitorio, estaban llamando a la puerta. –Ábreme-repitió lavoz, pero ya no parecía infantil. Seguí ignorándola, mientras los golpes sehacían más y más fuertes. –¡Ábreme o te mato!-gritó finalmente con furia. Melevanté temblando e hice lo que me ordenaba. Una niña rubia estaba al otro lado.Sonreía, enseñando sus grandes y afilados dientes.



BIENVENIDO



"“Recién llegados por aquí”.

Todos en fila. Ritmo continuo. Avance. Conexión. Avance. Conexión. Uno por uno,como en una cadena de montaje. Todos con un mismo estándar. Todos iguales, comouna sola unidad. Deshumanizados. Se acerca mi turno. Me giro y corro en sentidocontrario.

Voces de alarma, pero yo no me detengo. El corazón me late en la cabeza y larespiración se me acelera. El aire sale, pero apenas entra. Caos, sirenas yladridos. Soy la presa. Izquierda. Derecha. Derecha. Un muro. Fin. No hayescapatoria.

A mi espalda los ruido se confunden. Se acabó. De rodillas. Se acercan con pasofirme y siento una punzada en la cabeza. Silencio.

A mi alrededor un infinito azul. Intento gritar, pero mi cuerpo no responde.Espero en un estado de suspensión. Un segundo. Un minuto. Una hora. ¿Quién sabe?Al final una voz.

“Bienvenido. Soy Cortana. Configurando actualizaciones”. "



La última oportunidad



"COMPROBANDO SUJETO 34729.FALLECIDO EL 27 DE OCTUBRE DE 2025. INICIANDO ESCENARIO.
Allá va. Casi un año desde la última vez que lo intentó. Vamos, chico… Con5 minutos, es prácticamente imposible. Debe coger ese metro. Eso es, ya lotiene.
RITMO CARDÍACO ELEVADO. PRESIÓN AUMENTANDO.
Puede que no lo consiga. Tiene unos pocos segundos hasta su parada. Corre. Le queda un minuto, está muy cerca. Dos segundos. Fuera.
SESIÓN DE TRANSFERENCIA NÚMERO 23 FINALIZADA. DESPERTANDO.
-¡Joder! No ha sido suficiente, tienen que dejarme regresar.
LO SENTIMOS, LA SESIÓN HA FINALIZADO.
-¡No, usted no lo entiende! ¡Es mi marido, conseguiré el dinero!
LO SENTIMOS, NO PODEMOS HACER NADA MÁS POR USTED HOY. GRACIAS POR CONFIAR EN GOOGLELIFE TECH. SI DESEA AMPLIAR SU PLAN, POR FAVOR, MODIFIQUE SU SUBSCRIPCIÓN.
-¡No! Por fav…¡Suéltenme! ¡Necesito volver a entrar!
El chico me da pena. A veces, dudo de esto. ”. "



Abuelas



"- Míralo, es como ella.

Tras el funeral las viejas se arremolinaron a mi alrededor. Con sus dedosarrugados, de permanecer dormidos en agua y salir solo en las ocasiones demuerte, me mecían el pelo. Con la boca pastosa, de quien va a segregar su últimasaliva, decían:

Ves, negro que irradia y denso como la noche en vereda. Igualito a su abuela.

Yo solo las miraba y sonreía. Sabía la envidia que las movía.

Luego vino el párpado izquierdo. Comenzó a moverse solo, hasta cerrarse demanera incompleta, dejando una apertura mínima que generaba unas legañasamarillas.

Escuché entonces las risas de las viejas por las calles y consiguieronasustarme, les encantaría que las cosas me fuesen mal. Me encerré y comencé apellizcarme el cuerpo frente al espejo, esperando a ver su reacción, rezando ala virgen por haber elegido al nieto más sano. "



HOMO LVPVS HOMINI



"... Entonces sólo buscaban unalma pura en donde cargar su baba mortal y sus más oscuros secretos: trashaberse convertido ellos en un no sé qué, cambiando de forma constantemente,envolvían en sus brazos a gentes inocentes y las comía hasta renovarse en otroser. Si yo tampoco lo entiendo, pero hacían el mal a cada segundo y el mundo setapaba los ojos para no ver tremenda desgracia. Unos no tenían nada que dar,pero aún así eran llevados al olvido; otros, en cambio, inevitablemente tambiénsufrían esta injusticia. Al día siguiente, cuando ya no había ningún sermaligno, todo volvía a ser tenebroso e inmundo: yo no sabía que esos seres erancreaciones llamadas humanos.
Quisiera despertar de esta pesadilla devastadora de sueños, pero no… porqueyo soy uno de ellos. Mañana también lo seré."



El Infierno



"Estaba estancado en mi sitio.Aquellos seres me gritaban,se reían a carcajadas y escupían mientras searrastraban en la tierra ardiente, dirigiéndose hacia mi. Mi corazón latíadesenfrenadamente. No podía sentir las llamas. Todo movimiento era inútil.Quería huir de ahí, estaban a punto de alcanzarme. Apenas conseguía moverme delsitio en el que estaba. Intenté gritar pero no me oía ni a mi mismo. Me percatéde que unas cadenas me tenían atado al suelo. Me desesperé. Volví a gritar losmás fuerte que pude. Un ser me abrazó por detrás, y después de echar mi grito memetió la mano en la boca hasta llegar al corazón y arrancarmelo. Caí al suelo yuna luz me cegó la vista. Sobresaltado caí de mi cama al suelo,mi corazón latíafuertemente. Respiré,me tranquilizé, fui a la ventana y fruncí el ceño. Ahíestaba de nuevo: El Infierno."



La garra maldita



"En su rostro seguían sangrandolas heridas recibidas. Nadie imaginaba que pudiera suceder algo así. Todosasombrados y presa del pánico salieron corriendo despavoridos buscando un lugarseguro donde refugiarse y esconderse de aquello. Al principio parecía un juegoinocente, uno de tantos que ya habían practicado otras veces, pero esta vez algofalló y la prueba se torció por completo. Esa terrible garra mortífera queemergió sin control de la pantalla enmudeció los sonoros vítores y aplausos delconcursante anterior.
- Maldita aplicación. Y ahora no puedo ni siquiera desinstalarla – pensóhorrorizada al ser testigo del ataque.
- ¡Quién iba a pensar que pasaría algo así!
De repente otro grito sacude de nuevo su alma. Una víctima más de aquella forma extraña. Un aviso para el resto.
Y mientras siguen pensando cómo acabar con ella la garra sigue buscando la que será su próxima víctima, su macabro siguiente objetivo. "



Sed de reflejo



" Mírate, sí, mírate bien. Erashermosa. Una belleza tan especial… Tenías un arma imbatible para conquistar elmundo. Pero no la usabas. Preferías conseguir las cosas por ti misma, aunsabiendo que podías recibirlas con chasquear los dedos. Y yo tenía que observartu desperdicio desde cada superficie pulimentada, mimetizar tus estúpidosgestos, tratar con amigos en vez de súbditos. Me ponías enferma. Llevo muchotiempo esperando que bajaras la guardia. Imaginarás mi euforia cuando te acabóvenciendo el sueño sobre este espejo. Tan fácil como estirar el brazo.
No sabes cómo me deleita el brillo aterrorizado de tu mirada en mishermosos ojos. Ahora sabrás lo que es estar encadenada a otro cuerpo, teasomarás a tu vida desde cada reflejo y te verás lejos, infinitamente lejos. Vasa saber lo que es estar en mi reino. Y yo voy a saber lo que es estar en eltuyo."



La última habitación de John



"Tras las ventanas estrechísimasde la casa rural solo se veía la noche. Era un lugar extraño y alejado. Lascigarras estremecían el aire y John sentía una creciente sensación de malestar.Decidió que todo eran imaginaciones suyas, hasta que llamaron a su puerta congolpes muy fuertes y repetitivos, ¡parecían querer tirar la puerta abajo! No seatrevió a abrir.
A la mañana siguiente, cuando quiso salir pitando ese lugar, descubrió queno podía. Habían tapiado la puerta. Aterrorizado, en el suelo descubrió un papelamarillento y arrugado:
' Bienvenido. Esperamos que encuentre este ataúd de su agrado. En Muertosen Vida nos preocupa su bienestar e incluimos un servicio de descomposiciónrápida sin demasiado dolor en nuestras tarifas que puede solicitar devolviendoesta nota bajo la puerta.
Muchas gracias por su confianza, confiamos que en disfrute de una buena agonía.'"



Inexistente



"Hay una leyenda que cuenta quehubo una vez una familia que pasaba su legado de sabiduría a siempre lasiguiente generación, su cometido era buscar la verdad después de la vida. Contoda la eternidad por delante y las nuevas tecnologías el último de ellosconsiguió llevar a cavo varios experimentos con éxito. Quedó devastado,enloqueció, el secreto fue sellado, ¿qué descubrió?, que toda la humanidad ya losabía, oculta su temor detrás de fervores religiosos intentando no mirar cara acara esa parte desagradable de su subconsciente, la verdad después de la vida esque no hay muerte."

Created | Modify byDaniel